Soy feliz pero no sé qué nombre ponerle

Sueño que tenemos un bebito. Un nene de ojos muy claros, rubio, cachetón. Soy feliz pero no sé qué nombre ponerle. Es un niño sin nombre.

Quedan dos meses y monedas para verla. Ella se sigue moviendo, casi no le conozco ninguna parte porque en la ecografía no se deja ver pero la siento todo el tiempo adentro, me la imagino pero no puedo verla, me cuesta hacerme a la idea, pensarla como un ser que existirá fuera de mí. Estoy contenta aunque agotada porque no sé si todo va a salir bien. Ya pesa un kilo y medio, en cualquier momento va a poder vivir afuera, es un pancito casi terminado de cocer. Es ella, ya es ella y la puedo sentir crecer.

 

Estos son fragmentos de Vida Propia, un diario en edición sobre la experiencia de convertirme en madre.

 
***Ilustración maravillosa por @alearregger

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s